Entretenimiento

Estafas por Internet: Las 8 señales que indican que eres un blanco fácil

Nuevos Vecinos, Madrid, España

En esta oportunidad presentamos una breve guía con algunas de las señales que indican que eres propenso a caer en las trampas de los cibercriminales.

Por lapatilla.com Así lo reseña We live security

No sabes cómo es la URL del sitio que buscas

Es importante que sepas que los cibercriminales utilizan estrategias de Blackhat SEO para posicionar en los primeros resultados de los buscadores sitios que suplantan la identidad de servicios legítimos con el fin de engañar a los usuarios para que ingresen creyendo que están en la página oficial. Por lo tanto, es importante que por más confianza que tengamos en los resultados que nos ofrecen buscadores como Google, Bing, Yahoo u otro, tengamos presente que es posible que un falso sitio aparezca bien posicionado (al menos durante un tiempo) en busca de víctimas distraídas.

Las estrategias SEO (optimización para los motores de búsqueda) son legítimas y son utilizadas en marketing teniendo en cuenta lo que más valoran los motores de búsqueda a la hora de ofrecer los resultados de una búsqueda. Pero cuando un sitio se posiciona mediante Blackhat SEO nos referimos a que utiliza técnicas para engañar a los motores de búsqueda.

Te dejas llevar por el mensaje en el asunto de un correo

Para que la víctima no piense demasiado y caiga en el engaño, los cibercriminales aprovechan este campo del correo para intentar manipular las emociones y generar sentimientos que pueden ir desde la euforia hasta la desesperación.

Por ejemplo, correos que nos hablan de premios que hemos ganado, una oportunidad única que no podemos dejar pasar o hasta una herencia que tenemos para cobrar. Mientras que en la vereda de enfrente hemos visto campañas que buscan generar paranoia con correos que nos llegan con nuestra contraseña o número de teléfono en el asunto o que nos dicen que nuestra cuenta ha sido pirateada.

En estos casos, lo primero que debemos hacer es no perder la calma. En segundo lugar, no responder.

No revisas la dirección de correo de los remitentes

Que un mensaje incluya tu nombre real no asegura que sea genuino, ya que existen varias maneras de obtener ese tipo de información por parte de los actores maliciosos. Por lo tanto, analizar la dirección del remitente puede ayudarnos a interpretar si estamos, por ejemplo, ante un caso de spoofing, que es la técnica utilizada para enviar mensajes de correo electrónico con una dirección de remitente falso, consiguiendo que la víctima los reciba como si fueran el remitente legítimo.

Por ejemplo, que llegue un correo donde el remitente aparente ser de un banco del cual no somos clientes, es algo que debería encender las alarmas. Lo mismo si nos llega un correo donde el remitente se presente como representante de una empresa o servicio y que el dominio del correo sea de un servicio de correo gratuito, como Gmail o Hotmail, por ejemplo. También es común que en su afán de aparentar que el correo es de una empresa legítima los cibercriminales envíen correos cuyo dominio incluya el nombre de una empresa legítima pero que esté rellenado por otros caracteres, como por ejemplo un dominio que se utilizó en una campaña de phishing que se hacía pasar por Apple que era “@servicedstoredapps.live”. Algunas compañías como Apple ofrecen una guía para reconocer si un correo en nombre de la compañía puede o no ser legítimo.

En algunos casos, los atacantes utilizan técnicas de spoofing más complejas, como la fue el caso de una campaña reciente que notificamos donde los cibercriminales enviaban un correo que simulaba ser desde la propia cuenta del usuario.

  Leer más en: We live security