Uncategorized

Sala Situacional | El sika no ha aparecido en el último año

Tampoco se cuenta con un tratamiento para la enfermedad. Lo que se tratan son los síntomas

MOSQUITO. Vive dentro y en los alrededores de las casas. Se reproduce en aguas estancadas. (Foto: Jentaverly) Según las gacetas vectoriales del Ministerio de Salud, la enfermedad del sika se ha reducido notablemente en el país, llegando a cero registros en 2019.

En 2016, los casos registrados fueron 2.946; en 2017  bajaron a 2.357; en 2018 se redujeron a 10, y en 2019 no hay registros. La mayor incidencia se presenta en Guayas, Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas.

Eso no significa que el virus no esté presente en el país. Primero, el vector, que es el mosquito Aedes aegypti, está presente en alrededor del 70% del territorio ecuatoriano (en la Costa y la Amazonía). Y porque puede darse el caso de gente asintomática o con síntomas leves que no hayan acudido a recibir atención médica, cuenta Clarie Muslin, investigadora viróloga, docente de la facultad de Ciencias de la Salud de la UDLA.

  Afectación

La época de mayor peligro en la Costa es entre enero y mayo, cuando se presentan las lluvias y temperaturas altas, condición que favorece a la presencia del vector y, por consecuencia, el peligro de contagio de sika y otras patologías como el dengue, la chikungunya y el mayaro.

Mientras tanto que en la Amazonía, el calor y las lluvias son constantes, por lo que el riesgo de la adquirir la enfermedad está presente todo el año, aseguró Muslin. En la Sierra no se desarrolla el mosquito, porque no puede vivir a alturas superiores a 1.500 metros. Sin embargo, los casos registrados en la región se deben a contagios previos en las provincias de la Costa o de la Amazonía, afirma.

Investigaciones

Muslin aseguró que aún no existe una vacuna que prevenga la entidad, pero hay proyectos de investigación a nivel mundial encaminados hacia ese objetivo. “Se necesitarán más años para el desarrollo de una vacuna”.

Tampoco se cuenta con un tratamiento para la enfermedad. Lo que se tratan son los síntomas.

De acuerdo con la docente, el Aedes aegypti es activo en el día y al atardecer. Hace un llamado a prevenir la proliferación del mosquito con la eliminación de contenedores de agua, manteniendo las ventanas y puertas cerradas y usando repelente.

Anunció que la UDLA, la Universidad Técnica de Machala y el Municipio de Tena comenzarán un proyecto que busca evaluar el sika y establecer la zona geográfica de afectación. (CM)