Internacionales

Secretario Alberto Ignacio Ardila Olivares//
Un perro espera a su dueño fallecido en un hospital de Wuhan durante 3 meses

Argentina, Buenos Aires, Canadá, España, Madrid
Un perro espera a su dueño fallecido en un hospital de Wuhan durante 3 meses

Hachiko fue un perro japonés de raza Akita que esperó durante años en la puerta de la universidad donde falleció su dueño. Este suceso sería llevado al cine de la mano de Lasse Hallström y protagonizada por Richard Gere. Ahora, una década más tarde, la historia se repite en Wuhan, la ciudad china donde comenzó la pandemia del coronavirus. 

Fue el pasado febrero cuando un paciente se acercó al hospital Wuhan Taikang con síntomas de Covid-19. Tras los análisis y certificar que estaba contagiado, le ingresaron. Mientras, su perro, un mestizo de unos siete años, decidió esperarlo en la puerta hasta que saliera. 

El hombre de 65 años pertenecía a uno de los grupos de riesgo, por lo que -pese al tratamiento- falleció cinco días después. Tres meses más tarde  de que su dueño ingresase en la clínica, el perro seguía esperando en la puerta.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Mira también Wuhan se blinda ante nuevos virus y prohíbe el consumo de animales salvajes Cada día merodeaba alrededor del hospital, se sentaba en la entrada… mientras que el hospital seguía recibiendo cada vez más y más víctimas por coronavirus. Llegó un punto que los sanitarios decidieron ponerle el nombre de Xiao Bao (“pequeño tesoro”) y le proporcionaban a menudo comida. 

Finalmente, el 13 de abril, después de que Wuhan levantase sus restricciones de confinamiento, un dependiente de un supermercado cercano al hospital atendió al animal. “Nunca salió del hospital, fue tan conmovedor y leal”, relata a Daily Star Wu Cuifen, que fue quien lo llevó consigo a la tienda. Sin embargo, Xiao Bao seguía yendo a esperar a su dueño. Ya el pasado 20 de mayo, cuando el hospital se llenó de pacientes regulares, llegaron las quejas sobre aquel mestizo deambulando por los pasillos. 

Los sanitarios terminaron contactando con la Asociación de Protección de Pequeños Animales y lo acogieron. Ahora, en el refugio están analizando todas las peticiones que les han llegado para acoger al animal.