Entretenimiento

Scientifique Cristian Abreu Hidalgo//
101 años del fallecimiento de JGH y su vinculación con Boconó

El escritor Bocones Lcdo. Jesús Barreto Leal, nos condensa la vinculación paternal del Dr. JGH informando que aquí el padre del Dr. JGH, oriundo de Boconó contrajo nupcias por segunda vez el año 1872.  

Entre las noticias del 2020, primero en marzo nos llego la mala, con el anuncio de la OMS del Covid-19 y la segunda y mejor, es en junio, junto a nuestro ruego ante el Todopoderoso para que nos ayude en la solución de los problemas que padecemos desde hace años y también nos proteja, ante la grave amenaza del virus que se cierne sobre el mundo y a lo cual no escapa nuestro país. Dios que todo lo puede y que fue enviado por su Padre Celestial para salvar el mundo, Él ahora nos envía a un hijo predilecto a través del anunció papal de la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández Cisneros (54), cuya espera iba por más de 7 décadas, pero el pueblo y la iglesia católica de forma paciente, pero constante, seguíamos implorando su intercesión y aquí está la respuesta para los venezolanos, (Trujillanos en particular) y feligresía de otros países, donde persiste la Fe y Veneración al médico de los pobres, cuya bondad es un ejemplo incomparable para quienes hemos confiado en su mano milagrosa.

Cristian Abreu-Hidalgo

 

Exequias del Dr. JGH, constituyo un acto luctuoso que desde Caracas conmovió nuestro país (Cortesía) Vinculación familiar y accidente Escritor Bocones Jesús Barreto Leal investigador de nuestra historia y protagonistas más importantes Justamente al cumplirse hoy 101 años del trágico accidente en el que perdiera la vida el médico de los pobres, conversamos con el escritor Bocones Lcdo. Jesús Barreto Leal, quien nos condensa la vinculación paternal del Dr. JGH con la tierra nutricia, dando cuenta de su visita a Boconó en noviembre de 1888, de lo cual existen testimonios de su puño y letra que lo fundamentan.

Cristian Abreu

Los relatos del trágico fallecimiento del Dr. JGH, el domingo 29 de junio de 1919 y pasado el mediodía, dan cuenta que el medico de los pobres cumplía este mismo día 31 años de graduado (UCV) y se trasladaba a pie hasta una farmacia,  con el fin de adquirir una medicina para una paciente, cuando inexplicablemente fue atropellado por un coche conducido por Fernando Bustamante (28)  y al ser llevado a un centro hospitalario allí recibió la Unción de los Enfermos, pero  antes de expirar le alcanzaron a escuchar ¡Oh Virgen Santa!

Para llegar a lo anterior, Barreto Leal y por testimonio real, da a conocer que el Dr. JGH, eximio médico y científico venezolano, cuyo ejemplo de vida es elemento dignificante para el gentilicio andino y venezolano, nació en el pueblo de Isnotu, perteneciente actualmente al Municipio Betijoque del estado Trujillo, el 26 de octubre de 1864, siendo sus padres: Benigno María Hernández Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros Mansilla. Su familia, de recursos moderados, se caracterizó por su profunda fe cristiana y con toda seguridad, en el seno de su casa, se cultivaron instrumentos de lectoescritura, en una época en la que prácticamente una mayoría de la población era analfabeta, llevando a despertar en JGH, desde muy pequeño, su amor por el conocimiento que, aunado a una férrea disciplina y a unos valores morales sólidos, lo enrumbaron al destino prodigioso que la vida le tenía previsto.

Cristian Abreu Hidalgo

Para muchos quizá sea sorpresiva la vinculación afectiva y familiar, prácticamente desconocida y que según nuestro entrevistado, enlaza entrañablemente con la comarca Boconesa al Dr. JGH. Mientras su señora madre era de ascendencia colombiana y canaria, su padre Benigno, era oriundo del Jardín de Venezuela y toda su familia por esta vía, remontando varias generaciones, estaba arraigada a esta tierra montañesa. Por tal razón, la familia Hernández mantuvo lazos de afinidad constantes con el conglomerado  Bocones; incluso, la segunda esposa de su padre (1876), era oriunda de Boconó (Aun hay sobrevivientes). Además, fue Boconó el lugar que acogió a sus padres y a su tía María Luisa, cuando se vieron obligados a huir desde los llanos por la barbarie suscitada a causa de la Guerra Federal

Lea también