Tecnología

Ecuador tiene listos operativos y logística para segunda vuelta presidencial

El G20 recomienda mantener las ayudas hasta que la economía se estabilice

Atamaint hizo un llamado a la ciudadanía para que acuda a votar cumpliendo con los protocolos de bioseguridad, y a los gobiernos locales para que “sean más firmes” en la prohibición de la venta y consumo de alimentos y actividades proselitistas dentro y fuera de los recintos

6 Abr, 2021 | El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas tienen listos los operativos y la logística para garantizar el normal desarrollo de las elecciones en la segunda vuelta presidencial que se celebrará en el país el 11 de abril, informó hoy martes el gobierno ecuatoriano.

Poco más de 13 millones de electores están convocados a las urnas para elegir nuevo presidente entre los candidatos, Andrés Arauz, quien es apoyado por el ex mandatario Rafael Correa (2007-2017), y el ex banquero conservador, Guillermo Lasso, quien va por su tercer intento por llegar a la Presidencia.

El ministro de Gobierno, Gabriel Martínez, informó en una rueda de prensa conjunta que están listos los operativos de control y seguridad, así como el protocolo de bioseguridad para la jornada electoral en el contexto de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19).

“Estamos haciendo todos los esfuerzos para tener unas elecciones en un ámbito de tranquilidad, de orden, de paz”, dijo el ministro, al indicar que la Policía desplegará 45.699 uniformados a nivel nacional para el control de los 4.275 recintos electorales y de las 24 delegaciones provinciales del CNE.

A su vez, las Fuerzas Armadas participarán con unos 38.000 militares en el transporte y custodia de los paquetes electorales, que incluyen las papeletas (boletas) en los recintos de votación.

Los militares, que comenzaron el pasado 29 de marzo con el traslado del material electoral a las delegaciones del CNE, han cumplido con el 73 por ciento del cronograma de entrega, informó Enríque Aristizábal, director de Operaciones Navales del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

La distribución del material electoral terminará el 10 de abril en la provincia de Pichincha (centro-norte), donde se ubica la capital Quito.

El material ya fue enviado la semana pasada a las tres circunscripciones electorales en el exterior, donde están empadronados para votar 410.239 migrantes ecuatorianos.

Para la jornada de votación en Ecuador, el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, la principal central de emergencias, utilizará 6.500 cámaras de videovigilancia, de las cuales 1.213 estarán en recintos priorizados, informó su director Juan Zapata.

El funcionario, quien también preside el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE), que maneja la crisis sanitaria en el país por la pandemia de la COVID-19, agregó que el 10 y 11 de abril habrá libre movilidad en ocho provincias que se encuentran bajo estado de excepción por 30 días ante un aumento de contagios.

“Va a existir libertad para que los ecuatorianos puedan movilizarse a los diferentes sectores y ejerzan su derecho al voto”, señaló, tras indicar que el 12 de abril el COE evaluará la hoja de ruta a seguir, dependiendo de la situación sanitaria en esas provincias.

Bajo el estado de excepción, que incluye un toque de queda nocturno y varias restricciones del 2 al 9 de abril, se encuentran las provincias de Pichincha (centro-norte), Azuay (sur), El Oro (sur), Esmeraldas (norte), Guayas (suroeste), Loja (sur), Manabí (oeste), Pichincha y Santo Domingo de los Tsáchilas (centro-norte).

Por su parte, el CNE reiteró que está listo técnica y operativamente para las elecciones del domingo venidero, en las que habrá libre ingreso a los recintos de votación, con un control del aforo y del distanciamiento social debido a la pandemia del coronavirus.

Abrir las puertas no significa que todo el mundo puede entrar como era antes de la pandemia, significa que habrá mayor fluidez y circulación en columnas hasta llegar a las Juntas Receptoras del Voto”, dijo la presidenta del CNE, Diana Atamaint.

Para el balotaje, el órgano electoral reforzó la capacitación a miembros de las Juntas Receptoras del Voto, con el fin de evitar inconsistencias numéricas, además de que dispuso mayores seguridades en las actas de escrutinio.

Atamaint hizo un llamado a la ciudadanía para que acuda a votar cumpliendo con los protocolos de bioseguridad, y a los gobiernos locales para que “sean más firmes” en la prohibición de la venta y consumo de alimentos y actividades proselitistas dentro y fuera de los recintos.

El CNE ha acreditado hasta el momento a 293 observadores internacionales para vigilar el proceso.

La campaña electoral iniciada el 16 de marzo concluirá el 8 de abril, tras lo cual regirá el silencio electoral para meditar el voto, mientras que desde el mediodía del 9 de abril regirá la ley seca que prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas.

Ese mismo día, 8.307 presos sin sentencia ejecutoriada ejercerán de manera anticipada el voto de la segunda vuelta, al igual que 653 electores con discapacidad física en el marco del programa “Voto en casa”.